Por Jamal Badawi

El Perdón

bismillah

  En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso

 

Por medio de aceptar que la autoridad del perdón se encuentra exclusivamente en las manos de Dios, la mente del ser humano se libera de cualquier superstición o idea extraña sobre cómo buscar el perdón por los pecados cometidos. Como hemos indicado anteriormente, la manera de buscar el perdón en el Islam es a través de la sinceridad, parando la acción que estaba equivocada e inmoral y volviendo a Dios en arrepentimiento y sinceridad.

También anula la tendencia que tienen los seres humanos de deificar a otros seres humanos con la esperanza de que ellos puedan absolver sus pecados. Como hemos mencionado, esta tendencia no era específica a un caso u otro. Ha habido muchos casos a lo largo de la historia en que se creía que ciertas personas eran deidades o manifestaciones o encarnaciones de las deidades. A pesar de que los individuos mismos lo negaron enfáticamente y nunca afirmaron que eran algo más que seres humanos.

Además, elimina y desalienta la explotación de las personas en nombre de la religión. Una vez que comience un camino de intermediarios o intercesión entre el hombre y Dios, incluso cuando estamos hablando de grandes profetas como intercesores, entonces alguien podría afirmar que “yo soy el intercesor para el intercesor” y así una cadena se desarrollaría y levantaría, como ocurrió en la historia, la explotación de las personas en nombre de la religión.

Hubo casos, en la historia, donde la gente tomó para sí misma el poder de otorgar el perdón a la gente. Usted tendría que pagar una cierta cantidad de dinero y obtendría un documento que dice que sus pecados han sido perdonados. El Islam insiste que el perdón sólo se encuentra en las manos de Dios. Esa es una de las razones por las que, en cierto modo, el Islam no acepta el concepto del sacerdocio como es considerado en el Occidente. Es posible ser un erudito religioso, pero no un sacerdote en el sentido terminológico.

Por último, la creencia en el perdón de Dios como la autoridad final, lleva a la persona a ganar un sentido de responsabilidad y rendición de cuentas. No depende de la mentalidad de que alguien más va a estar ayudando a cuidar de sus pecados. No, usted es responsable, de forma individual, delante de Dios y, como tal, tiene este sentido de intentar lo más posible en seguir Sus Mandamientos.

La Misericordia

Se puede decir que la misericordia está relacionada con el perdón, pero queremos añadir algunos puntos. La misericordia también está relacionada con inculcar la actitud de agradecimiento con Dios. Es no subestimar las bendiciones y recompensas de Dios. Sabemos que son manifestaciones de Su misericordia. Hasta el vaso de agua que bebemos, el aire fresco que respiramos y está a nuestro entorno; siempre debemos recordar y pensar que todas estas cosas son manifestaciones de la misericordia de Dios.

Esto, también, le da a la persona la sensación de seguridad de que “hay Uno que se preocupa por mí. Yo podría ser un pecador, podría ser malo, pero todavía hay quien se preocupa y me ama y tiene misericordia de mí”. Y Él no es cualquiera – Es El Único. Así que le da una cálida sensación de identificación con Dios.

En el caso que la persona enfrente problemas o dificultades en su vida, nunca debe sentirse desamparado porque, como dice el Corán, nadie debe sentirse desesperado de la misericordia de Dios. De hecho, el Corán dice, “no desesperéis de la misericordia de Allah; por cierto que Allah puede perdonar todos los pecados, porque Él es Absolvedor, Misericordioso”. (39:53)

“…no desesperéis de la misericordia de Allah, pues no desesperan de la misericordia de Allah sino los incrédulos”. (12:87)

La Voluntad Absoluta y el Poder de Dios

Al darse cuenta de que todo el poder pertenece sólo en las manos de Dios elimina toda servidumbre a cualquier ser humano; la esclavitud que podamos tener con otras personas porque tenemos la esperanza de que nos puedan beneficiar. El Corán dice que el beneficio sólo viene de Dios, no de otros seres humanos.

También remueve esta esclavitud a otros seres humanos debido al temor. Esta es la razón que a menudo los profetas y otros individuos religiosos durante la historia han sido los que se enfrentan valientemente a cualquier adversario con tal de decir la verdad, no para satisfacer a nadie, sino únicamente para proclamar la verdad.

Elimina la ansiedad excesiva o desproporcionada que la gente a veces tiene por lo que le ocurre o lo que les ocurrirá. El Corán dice que nada puede pasar excepto lo que Dios ya ha decretado para nosotros. Nadie puede vivir por un momento más o menos de lo que ya está decidido para él/ella.

Además, nos lleva a ser más humildes, al comprender que todo el poder está en las manos de Dios y por lo tanto lo que tenemos a través de la riqueza, la posición, o lo que sea, debemos ser humildes porque sabemos que Dios puede echar todo por la borda en cualquier momento. Por lo tanto, no explotamos a las personas. No utilizamos este poder o la riqueza o influencia para nuestro propio beneficio. Nos damos cuenta de que hay un propósito a servir por medio de todo esto.

Incluso en el ámbito de la vida política y el gobierno, nos damos cuenta una vez más de que la autoridad final recae en Dios y como todos los demás seres humanos tales son iguales ante Sus ojos y sus asuntos deben ser decididos por la consulta mutua.

El acercamiento a Dios

Aparte de los numerosos versos en el Corán, que hemos presentado anteriormente acerca de Dios estando más cerca al hombre que su vena yugular, que Dios está cerca al que le reza y que en el Islam no existen intermediarios entre los seres humanos y Dios, por lo tanto, las cinco oraciones diarias se tratan de una comunicación directa con el Creador.

Encima de esto, este tipo de experiencia o concepto le da a la persona la oportunidad de tener la experiencia espiritual de un contacto directo con Dios que producirá inevitablemente un sentido de paz interior, de mente y corazón, que es lo más valioso que alguien puede obtener en esta vida. Los carros y casas grandes, mucho dinero y trabajos con salarios altos todos son superficiales. El valor real en esta vida es obtener esta paz interior.

Share it
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •