En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso

Juro por el Día de la Resurrección,

Y juro por el alma que se reprocha a sí misma [cuando comete una falta].

¿Acaso piensa el hombre que no volveremos a reunir sus huesos?

 

¡Claro que sí! Somos capaces incluso de recomponer sus dedos.

 

Pero el hombre [niega el Día del Juicio y] sólo quiere seguir pecando.

 

Pregunta [burlándose]: ¿Cuándo será el día de la Resurrección?

 

Mas cuando la vista [de los hombres] se ciegue [por el terror de ese día],

 

Se eclipse la Luna,

 

Y se junten el Sol y la Luna,

 

El hombre dirá entonces: ¿Por dónde se puede huir?

 

¡Pues no! No habrá forma de escapar.

 

Todos comparecerán ante tu Señor.

 

Ese día se le informará al hombre todo cuánto hizo de bien y de mal.

 

El hombre testificará en contra de sí mismo.

 

Y aunque presente excusas [no le serán aceptadas].

 

No te apresures [¡Oh, Muhammad!] a repetir [la recitación del Corán cuando se te es revelado, sino que espera a que concluya la revelación].

 

Somos Nosotros quienes te lo recitaremos y lo grabaremos en tu corazón.

 

Y cuando te lo recitemos [a través del Ángel Gabriel] sigue la recitación.

 

Luego a Nosotros nos corresponde explicártelo.

 

[¡Oh, hombres!] Indudablemente seréis resucitados; pero vosotros amáis esta vida transitoria

 

Y descuidáis la futura.

 

Ese día, habrá rostros resplandecientes

Contemplando a su Señor,

 

Y rostros apesadumbrados,

 

Pues tendrán la certeza que serán castigados.

 

Cuando el alma suba hasta las clavículas [en el momento de la muerte],

 

Y exclamen [quienes están junto al agonizante]: ¿Hay alguien que pueda salvarle de la muerte?

 

El que se encuentra en agonía sabrá que habrá llegado el momento de partir [de este mundo],

 

Y así se irán incrementando los pesares [hasta morir],

 

Y entonces será conducido hacia su Señor.

 

Quien no haya creído [en Allah, en Sus Ángeles, Sus Libros, Sus Mensajeros, en el Día del Juicio y en el Designio Divino], ni tampoco orado,

 

Además de desmentir [el Corán y el Profeta Muhammad], apartarse [de la Verdad]

 

Y haber sido arrogante con los suyos,

 

¡Ay de él! Ya verá.

 

¡Sí! ¡Ay de él! Ya verá.

 

¿Acaso cree el hombre que se lo dejará actuar a su antojo, sin que le sean impuestos límites ni sea cuestionado por ello?

 

¿No fue una gota de esperma eyaculada?

 

¿Y luego un coágulo? Allah lo creó y le dio forma armoniosa.

 

Y creó a partir de él la pareja: hombre y mujer.

 

¿Acaso Quien tiene poder sobre todas las cosas no es capaz de resucitar a los muertos?

 

Share it
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •