Por Imam Shabir Ally

Es rápidamente evidente que a menudo se hace referencia a él como un siervo de Dios, pero nunca Hijo de Dios. Pedro, por ejemplo, dijo:

“El Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros antepasados, ha colmado de honor a Jesús, su siervo…” (Hechos, 3:13).

Dijo además Pedro: “Así que Dios, después de elevar a su siervo” (Hechos, 3:26), donde el título de siervo se refiere a Jesús.

No solo Pedro, sino el grupo entero de creyentes reconocían a Jesús como el siervo de Dios. Cuando alzaron sus voces juntos, orándole a Dios, mientras suplicaban le llamaron a Jesús “tu santo servidor y Mesías” (Hechos, 4:27). Repitieron este título también en el verso 30. Consistentemente, Jesús era llamado siervo de Dios por los seguidores originales de Jesús.

Algunas personas equivocadamente pensaron que los discípulos le llamaron a Jesús el hijo de Dios. Una incoherencia en la traducción fue lo que realmente ayudó a dar esa impresión equivocada. En la Biblia King James, los traductores llaman a Jesús “Hijo de Dios” en Hechos 3:13, 26, y “niño de Dios” en Hechos 4:27. Ellos simplemente tradujeron la palabra griega “paida” como “hijo” o “niño”. Pero la palabra paida también significa “siervo”, y el contexto actual exige esta traducción ya que el autor de los Hechos está tratando de establecer que Jesús es realmente el siervo de Dios en esta sección.

Los traductores sabían que la palabra griega “paida” significa servidor o  siervo. Cuando el mismo término se usó para David en el capítulo 4, verso 25, lo tradujeron como “siervo”. ¿Por qué no llamar a Jesús por el mismo título? O, si sintieron que “hijo” era la traducción correcta, ¿Por qué no llamar a David “Hijo de Dios” también? Ambos Jesús y David fueron llamados por el mismo título en griego. ¿Por qué no llamarlos por el mismo título en inglés?

Otros traductores reconocieron esta inconsistencia y la corrigieron en las traducciones modernas de la Biblia. Por lo tanto, la Nueva Versión Internacional de la Biblia y muchas otras llaman a Jesús el Siervo de Dios en los versos ya citados anteriormente. Sin embargo, el hecho de que Jesús fue el siervo de Dios era tan conocido que incluso la Biblia King James lo llamó por este título en Mateo 12:18. Haciendo de nuevo referencia a Isaías 42:1, Mateo identificó a Jesús como el siervo del único y verdadero Dios Yahvé.

En la próxima parte, veremos cómo el empeño de algunas personas en llamar a Jesús “Hijo de Dios” los llevó a inventar explicaciones que indirectamente insultan a Dios.

Share it
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •