Un milagro de Dios y el Testamento Final para toda la humanidad

El Corán – un libro hermoso y complejo que es una luz, una advertencia y una promesa para los creyentes. Fue divinamente revelado hace más de 1.400 años. Desde entonces, el Corán sigue siendo el consuelo, la esperanza y la guía de un musulmán.

El Corán, el libro sagrado del Islam, se le reveló a Muhammad, que la paz sea con él, el profeta final del Islam. El Corán contiene muchas referencias a otros libros que Dios envió a los profetas en diferentes tiempos durante la historia – específicamente el libro de Abraham, la Tora (Taurat) a Moisés, los  Salmos (Zabur) a David y el Evangelio (Inyil) a Jesús, que la paz esté con ellos. Creer en los cuatro libros es parte esencial del credo islámico.

Cada libro fue revelado por Dios a estos mensajeros quienes luego transmitieron Sus palabras a la gente. Mientras el libro de Abraham se ha perdido completamente, los Salmos, la Tora, y el Evangelio, de acuerdo al Islam, no se encuentran en su estado original. Se les ha añadido, no pueden ser atribuidos directamente a sus profetas, o fueron simplemente alterados. Solo el Corán ha sido preservado en su estado original, exactamente como fue revelado al Profeta Muhammad, que la paz esté con él.

El Corán afirma el mensaje central presente en los libros anteriores. Verifica que cada uno contenía la guía divina, y elabora acerca de sus creencias. Al mismo tiempo, señala las modificaciones y refuerza el mensaje correcto. Por lo tanto, el Corán, la revelación final para toda la humanidad hasta el Día del Juicio, fue enviado para confirmar, explicar, y hasta cierto punto, corregir los libros que ya existían.

“E hicimos que les sucediera [a los Profetas de los Hijos de Israel] Jesús hijo de María, para que confirmase lo que ya había en la Torá. Le revelamos el Evangelio en el que hay guía y luz, como corroboración de lo que ya había en la Torá. Así también, como guía y exhortación para los piadosos. … Te hemos revelado [a ti, ¡oh Muhammad!] el Libro [el Corán] con la Verdad, que corrobora y mantiene vigente lo que ya había en los Libros revelados.” (El Corán, 5:46, 48)

A pesar de sus diferencias, las creencias centrales en cada uno de los cuatro libros son iguales. Cada texto declara que hay un solo Dios. Comparten el concepto que Dios envió profetas para enseñar a la gente común cómo vivir sus vidas de acuerdo a los mandamientos de Dios. Los cuatro libros también dicen que todos vamos a rendir cuentas en el Día del Juicio, y que, con el tiempo, todo el mundo va a terminar o en el infierno o en el paraíso.

Cada libro sagrado es muy importante para su gente, y cada musulmán debe creer en ellos. Después de todo, fueron enviados por el Dios Único, con un propósito: para guiar a la gente hacia Su adoración, lo que les permite llevar una vida de rectitud. Y aunque los cuatro libros son ahora muy diferentes, todavía están unidos por el mismo mensaje: que Dios es eternamente, infinitamente Uno.

Share it
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •