Por Imam Shabir Ally

“¡Oh, Gente del Libro! No os extralimitéis en vuestra religión. No digáis acerca de Alá sino la verdad: Ciertamente el Mesías Jesús hijo de María, es el Mensajero de Alá y Su palabra [¡Sé!] que depositó en María, y un espíritu que proviene de Él. Creed pues, en Alá y en Sus Mensajeros…”  (El Corán, 4:171, consulte también 66:12)

En el pasaje anterior Jesús es llamado por cuatro títulos de nobleza. Él es el Mesías, el Mensajero de Dios, una Palabra de Dios, y un Espíritu de Dios. En el mismo verso, está claro que el Corán busca desalentar la exageración en la religión. Además, Dios dice:

Por cierto que Alá es la única divinidad. ¡Glorificado sea! Es inadmisible que tenga un hijo. A Él pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. Es suficiente Alá como protector”. (El Corán, 4:171)

Negarse a llamar a Jesús el hijo de Dios no se hace con el fin de menospreciar a Jesús. ¡No! Al contrario, se hace para glorificar a Dios, para magnificar Su nombre, y para proclamar Su Majestad trascendente.

El Corán confirma que Jesús nació de una madre virgen. Cuando el ángel le anunció a María, que la paz sea con ella, que tendría un hijo, ella dijo: “¡Oh, Señor mío! ¿Cómo podré tener un hijo si no me ha tocado ningún hombre?”

Ella recibió la siguiente respuesta: “¡Así será! Alá crea lo que Le place. Cuando decide algo, sólo dice: ¡Sé!, y es”. (El Corán 3: 45,47)

En otro capítulo, tras relatar los hechos relacionados con el nacimiento del Mesías, el Corán concluye con lo siguiente: “Alá no ha tenido un hijo. ¡Glorificado sea! Cuando decide algo dice: ¡Sé!, y es”. (El Corán, 19:35)

El Corán pretende corregir un error común entre la gente. Muchos asumen que puesto que Jesús no tenía padre entonces Dios debe ser su padre.

Gloria a Dios. Él no engendra hijos. Él creó a todas las personas que conocemos a partir de un hombre y una mujer. Pero Él creó a Adán de ni un hombre ni una mujer. Y Él creó a Eva de un hombre, pero no de una mujer. Luego, como para completar, Dios creó a Jesús de una mujer, pero no de un hombre. Dios ha demostrado Su poder de crear en todos los sentidos.

Dios dice: “Por cierto que el ejemplo de Jesús ante Alá es semejante al de Adán, a quien creó de barro y luego le dijo: ¡Sé!, y fue”. (3:59)

Es importante darse cuenta que Jesús, que la paz sea con él, nunca enseño que él era el hijo de Dios. Dios dice en el Corán que aquellos que llaman a Jesús “Hijo de Dios” siguen las enseñanzas de otra gente (Consulte 9:30). Jesús únicamente enseño lo que se le ordenaba (5:117). Él mismo estaba muy complacido siendo un siervo de Dios (4:172). Como un mensajero de Dios, Jesús entendía que nadie en los cielos o en la tierra puede acercarse a Dios excepto como un siervo (19:93).

Por último, los que dicen que Dios tiene un hijo deben saber que no tienen autorización para ello, sino que están diciendo algo sin conocimiento (10:68).

En la siguiente parte, si Dios quiere, vamos a ver a partir de un cuidadoso estudio de la Biblia que Jesús nunca se hacía llamar el hijo de Dios.

Share it
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •