Es lo primero que se recita en los oídos de un bebé recién nacido; se recita a menudo en los hogares. También resuena en las mezquitas, las escuelas islámicas y en las calles de las comunidades musulmanas cinco veces al día. El adhan (también trascrito como azan, azhan y adan), o la llamada a la oración es una parte íntegra de la fe musulmana.

El adhan es uno de los sonidos más expresivos e inspiradores para los musulmanes. Una tradición profética relata que un día los compañeros del Profeta Muhammad estaban discutiendo cómo reunir a todos para la oración. Algunos sugirieron el uso de una campana como hacen los cristianos, y otros aconsejaron el uso de un cuerno de carnero, siguiendo una antigua práctica judía. Mientras tanto, dos de los compañeros tuvieron un sueño en el que se les enseñó el adhan. Por lo tanto, se decidió que una persona realizaría la llamada a la oración. El Profeta, la paz sea con él, le pidió a su compañero, Bilal Ibn Rabah, que recitara el adhan.

El texto árabe del adhan es igual para las cinco oraciones (con una pequeña diferencia en el adhan recitado para la oración de la madrugada, que incluye la frase “La oración es mejor que el sueño”).

Su sonido cautivador es amplificado por la habilidad de la persona que lo recita: cuanto más melodiosa y clara la voz, más poderoso es el adhan. Los musulmanes repiten las palabras después del almuédano, o el llamador, mientras escuchan el adhan.

Traducción del adhan al español:

Dios es grande, Dios es grande

Dios es grande, Dios es grande

Testifico que no hay nada que se merece adoración excepto Dios

Testifico que no hay nada que se merece adoración excepto Dios

Testifico que Muhammad es el mensajero de Dios

Testifico que Muhammad es el mensajero de Dios

Ven a la oración. Ven a la oración.

Ven al éxito. Ven al éxito.

Dios es grande, Dios es grande

No hay nada que se merece adoración excepto Dios

Escuche el adhan

http://www.islamcan.com/audio/adhan/index.shtml

 

Share it
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •