Por Dr. Jamal Badawi

 La terminología apropiada utilizada en el Islam para la palabra, Dios, es “Alá”. Hay varias razones para tener una palabra especial para Dios. En primer lugar, el término “Alá” significa en árabe  el Único Dios o Creador universal y Proveedor de todo el universo. Fíjense aquí que estoy enfatizando “el Único”. Un musulmán no dice simplemente que, “Hay un Dios.” Eso no sería una expresión tan precisa ni tan fuerte como decir “el Único Dios”.

El punto que debemos dejar en claro aquí es que, desafortunadamente, muchas de las escrituras que se encuentran en las numerosas bibliotecas en el Occidente, que no están escritas desde la perspectiva musulmana o de la manera que se entiende correctamente el Islam, presentan a Alá como si fuese algún tipo de Dios tribal árabe o incluso el “Dios de los musulmanes.” Por ejemplo, dicen que Muhammad adoraba a su Alá. O los musulmanes adoran a Alá. Aunque usen la palabra Alá, la ponen de una manera que deja al lector o al público con la impresión que quizás no es el mismo Dios.

La razón por considerar el término Alá como más adecuado es porque Alá no es solo el significado de Dios, sino también un nombre personal para Dios, tanto una referencia a Dios como su nombre personal. Esto es hermoso en un sentido. No solamente se dice Dios, también se puede decir Señor, pero cuando se dice Alá, se Le está llamando por Su Nombre propio, el nombre de Dios. Esto establece una relación personal o un vínculo entre el ser humano y el Creador.

La otra cosa, que también considero relevante, es que el término Alá en árabe, no está sujeto a la pluralidad. Por ejemplo, en español se puede decir Dios y también dioses. En árabe no hay nada equivalente a [la palabra en español] Dioses, nada en lo absoluto. En otras palabras, no hay Alás. Esto destaca la pureza del monoteísmo islámico.

Una tercera razón, que es bastante  interesante, es que el término Alá no se presta a ningún género. En otras palabras, no hay un género femenino o masculino para la palabra Alá. En español se encuentran las palabras dios y diosa. En árabe esto simplemente no existe, mostrando que el término Alá es mucho más preciso que usar la palabra Dios, aunque se escriba con letra mayúscula. Por lo menos es relativamente más exacto para transmitir la verdadera naturaleza del Creador Supremo.

 

 

Share it
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •